LOBOS   

ESCUDO

HERÁLDICA

Forma :cuadrilongo con el borde superior cóncavo los ángulos superiores escotados  y simétricos los inferiores redondeados, filiera de sable  abierta en el ángulo inferior siniestro.

Trae en campo único sobre tapiz de plata en palo un mangrullo de sable a su diestra un lema toponímico de grandes caracteres capitales de plata sombreados de sable y un cuarto de círculo  fileteado de sable franjeado de azur celeste y plata alternadas y cargado con cinco espigas de trigo maduro de oro en posición vertical; y a la siniestra un semi círculo de gules cargado con un sol figurado con diez y seis rayos, ocho rectos y ocho flamígeros todo de plata y completando el contorno del blasón un semicírculo de treinta y seis líneas rectas en forma de aureola del sol.

SIMBOLOGÍA

Pasado, presente y futuro simbolizados en los muebles del escudo:

Mangrullo : la imagen típica identificadora de la zona, y testimonio de un pasado indígena y de fortínes de avanzada, nos recuerda al gaucho  como claro ejemplo del desinterés por la propia vida, ante el crecimiento del país que en marcada desigualdad numérica combatieron a los indígenas en su propio terreno

Campo sembrado: el presente, nos recuerda las características de nuestros campos excelentes para el laboreo si bien debemos reconocer que nuestro partido es agroganadero.

Sol asomado:  el futuro, imagen asociada desde siempre a un futuro venturoso y parece proteger y vigilar el destino de la ciudad y sus habitantes.

 

Versión en http://enciclopedia.us.es/index.php/Lobos_(Buenos_Aires) con ligeras variantes

HISTORIA  del ESCUDO

Resultante del concurso ganado por el Sr.Alfredo Valderrama el 12 de Junio de 1978

Aprobado por Ordenanza N° 711 del 16 de Septiembre de 1981.

Más Información http://www.lobos.gov.ar/Seccion.asp?Sec=2
HISTORIA 

En 1740 es explorado el centro y sur de lo que sería la Provincia de Buenos Aires por la Primera Misión Jesuítica. Integraba esta misión el Rvdo. Padre Folkner quien tenía a su cargo reunir toda la información sobre el lugar. En base a sus escritos se confecciona en Londres, en 1772, El primer mapa relativo a esta zona, inscribiéndose en el mismo y al pie de nuestra laguna "L. Lobos".

El espejo de agua estaba poblado por numerosas nutrias. En aquellos tiempos eran conocidas con la denominación de Lobos de agua o de río, por lo que se deduce que la Laguna pudo haber tomado su nombre de esta referencia realizada por la Misión en 1740.

El acta labrada por el Cabildo de Buenos Aires el 17- 3- 1752 es el documento más antiguo conocido en el que se denomina "de Los Lobos" a la laguna cuyo nombre dio origen al del Fortín de San Pedro de Los Lobos, construido en 1779, a orillas de la misma, en la segunda avanzada contra el indio, organizada por el Virrey Vertiz. La única referencia cartográfica con que se cuenta sobre la ubicación del Fortín es el Plano confeccionado en 1822, en el viaje de la Comisión al Sud, por el Oficial Ingeniero Ayudante de Artillería Don José María Reyes. En el se revela la Laguna y entre dos cursos de agua se señala la existencia del Fortín ya destruido.


En el siglo XVIII dos procesos paralelos, uno referido a la ganadería y otro a la población indígena, originaron grandes cambios en la vida de la población de la llanura bonaerense.

Las vaquerías indiscriminadas provocaron la disminución del ganado cimarrón, por lo que creció la importancia de las estancias como proveedoras de cueros para la exportación. En esta misma época los araucanos trasandinos, que ya habían empezado a cruzar la cordillera, predominando sobre los indios de la Patagonia y mezclándose con ellos avanzaron decididamente sobre la llanura y comenzaron a llevarse en gran escala arreos de ganados a Chile, disminuyendo la cantidad de vacunos en la pampa. El malón comenzó a generalizarse y con ello los enfrentamientos con los españoles, generándose así una lucha que solo acabaría varias décadas después de la Independencia, con la Conquista del Desierto.

La línea de fronteras pasó a primer plano en la preocupación de las autoridades y la ocupación del desierto tomó características de conquista militar. En 1752 se crearon las famosas compañías de Blandengues: La Valerosa, que se instaló en las márgenes del Río Luján, La Invensible, que se acantonó en Salto y La Atrevida Conquistadora que se ubicó en las márgenes del Río Samborombón, en el Zanjón, hoy Chascomús. Para su resguardo se construyeron tres fuertes, alrededor de los cuales se fue produciendo un espontáneo agrupamiento de habitantes.

La línea de frontera fue consolidada por el Virrey Vértiz y su Comandante de Artillería de Fronteras Francisco de Betbezé, mediante la construcción o reconstrucción de fuertes en 1779, que fueron origen de importantes localidades bonaerenses, entre ellos el Fortín de San Pedro de Los Lobos.

El mismo se erigió en la márgen norte de la Laguna de Lobos, a trescientos metros de la ribera, en un lugar casi equidistante entre la desembocadura del Arroyo Las Garzas y el punto que nace el Saladillo Rodríguez y su obra se concluyó el 21 de Agosto de 1779. El Fortín estaba formado por unos cuantos ranchos de barro y paja, sin puertas ni ventanas, rodeado por una defensa de palos a pique. La presencia de los indios se avisoraba desde el mangrullo. En 1792 lo habitaban 16 milicianos.

Don José Salgado, que había recibido del Virrey, hacia fines del siglo XVIII, tierras para trabajar, erige a dos leguas al norte del Fortín y en el año 1802, una capilla a sus expensas y la dota de útiles y ornatos, celebrándose los primeros oficios religiosos el 9 de Junio de 1803. La antigua capilla fue levantada en el solar que ocupa el actual Templo Parroquial.

Nace así, al crearse este curato perteneciente a la Parroquia de Morón, el pueblo actual, que no tenía más vecinos que la familia Salgado, ya que el resto de la población, compuesta por 141 familias se hallaba dispuesto en chacras y estancias en el resto del Distrito. Al instalarse la Capilla, algunas Familias comienzan a afincarse junto al camino de las carretas por lo que surge la necesidad de delimitar la traza del Pueblo.

En 1804, don Ramón de Urquiola, vecino del lugar, apoyado por el Cura Párroco Don José García Miranda, solicita al Virrey la Traza del Pueblo de San Salvador de Los Lobos y la demarcación de un terreno para el ganado de la Iglesia, lográndose recién en el año 1811 la delimitación del Pueblo de San Salvador de la Guardia del Partido de Lobos.

 

El Municipio de Lobos fue creado por Ley N° 422, sancionada el 24 de octubre de 1864 y promulgada el 25 de octubre de 1864.

Más Información

http://www.lobos.gov.ar/Seccion.asp?Sec=16
ORIGEN DEL NOMBRE Existen diversas suposiciones acerca del nombre de la ciudad de Lobos. Una versión considera que fue puesto debido a la gran cantidad de perros salvajes que existían en el lugar durante el tiempo de existencia del fortín. Otra considera que proviene de los lobos marinos que habitaban la laguna que luego llevaría el nombre del pueblo. Una tercer acepción sostenida por otros autores cuenta que Don José Salgado, prometió que de salvarse del naufragio el barco en el que navegaba, denominaría al pueblo que fundase con el nombre de la isla de Lobos, ya que esta se encontraba cercana a donde se desencadenó dicho episodio. Al salir con vida; denominó al lugar "San Salvador de Lobos".
Más Información http://www.lobos-net.com.ar/index2.html

 Página web

http://www.lobos.gov.ar/

Localidades
 

   1896 - EMPALME LOBOS       1871 - ZAPIOLA        1883 - SALVADOR MARIA

     1896 - ANTONIO CARBONI    1904 - LAS CHACRAS  1920 - JOSÉ SANTOS ARÉVALO

 1950 - VILLA LOGUERCIO (LAGUNA DE LOBOS)
 

  http://www.lobos.gov.ar/Seccion.asp?Sec=18
Centro Municipal de Equinoterapia

Este Centro surgió por un Proyecto del Consejo Municipal para las Personas con Discapacidad,  integrado por referentes de instituciones comunitarias que se ocupan de la discapacidad y por personas interesadas en la problemática, coordinado por la Secretaria de Salud y Bienestar Social.

Está destinado a jóvenes y niños que presentan diversas discapacidades: del aparato locomotor, parálisis cerebral, trastornos de tipo mental, auditivo, visual, visceral.

En esta terapia, se utiliza el caballo como medio de rehabilitación psicofísica. Su movimiento provoca estímulos muy semejantes al caminar humano.

El Centro Municipal de Equinoterapia funciona en las instalaciones del Centro Hípico de Lobos,sito en calle 219 y 240, cedidas gentilmente. .

Integran el grupo de trabajo, profesores de educación física, profesores de educación especial, instructores especializados, voluntarios.

Más Información http://www.lobos.gov.ar/Seccion.asp?Sec=41
Istituciones
   

  VOLVER