COMANDANTE  LUIS  PIEDRA  BUENA

ESCUDO

 

LOGO MUNICIPAL

Sin Datos

HERÁLDICA

Forma: cuadrilongo con el borde inferior redondeado con filiera de sable como bordura.

Trae en la faja del jefe sobre tapiz de plata un lema toponímico de sable de letras romanas capitales, separado del resto del campo por filete de sable.

Trae en palo sobre tapiz de azur el contorno de sable de una punta de flecha  de oro dirigida a la punta cortada cargada con un velero de sable de un solo palo con una bandera ondeante de azur celeste plata en lo alto y velas triángulares, navegando hacia la diestra. Sobre éste una cinta terciada en faja de azur celeste y plata y una paloma de plata con las alas extendidas de frente

En ambos flancos y cantones de la punta los pilares de plata que sostienen un puente de hierro estructura abierta de su color por detrás de la punta de flecha.

SIMBOLOGÍA

 El velero  El contorno de la punta de flecha 

Flecha: Tierra de Tehuelches recuerda los antiguos y primigenios habitantes del área.
Embarcación:
recuerda el "Nancy" con el que el Comandante Luis Piedrabuena  llegara a la isla. Velero Luisito construido por el Cmte. Luis Piedra Buena, es símbolo de tenacidad-
Bandera Argentina: Izada por vez primera en el Sur Argentino por el Cmte. Luis Piedra Buena, afianzando en este modo la Soberanía Nacional, para lo cual los indigentes de la región fueron colaboradores.
Gaviotas: Compañera de todo los navegantes australes.
Puente: Símbolo de Progreso.
Los pilares del puente representan el puente principal que une la isla Pavón con la margen derecha del río Santa Cruz.

 

LOGO MUNICIPAL

HISTORIA del ESCUDO Mediante Decreto Municipal Nº 54 / 80 se Instituye creador del escudo de la Localidad a la Señora Hilda Arroyo de Alvarez (nativa de la Localidad)
BANDERA

 El Sol: astro rey, fuente de energía y de vida.

Casa Luis Piedra Buena: símbolo que representa a la localidad, vivienda ubicada en la Isla Pavón, en la que vivió el Cmte. Luis Piedra Buena y su esposa Dña. Julia DUFOUR, de gran identidad piedrabuenense. Ubicada a 68º 55 min 00 seg latitud W y 50º 00 sieg. Lat. Sud.

Cruz del Sur: nos ubica en el hemisferio sur y nos identifica como habitantes de la Patagónia, que contiene a la Provincia de Santa Cruz y ésta a nuestra localidad.

Color Verde Esmeralda: tonalidad típica que presenta el Río Santa Cruz.

Cielo: el color celeste azulado, se encuentra en la gama de los colores fríos, típico de los cielos sureños.

Azul Marino: el color azul marino de los mares del sur y las ondas blancas recreando.

Autores : GRUPO SUD ( Patricio Adriàn Figueroa )

Más Información http://www.opisantacruz.com.ar/todomenu/Munistacruz/Munistacruz.htm
Escudo Callejero Fluorescente

Más Información

   http:// www.aptiluz-srl.com.ar/escudos-catalogo1.htm
HISTORIA 

La Isla Pavón donde está ubicada la ciudad fue descubierta en 1520 por Juan Serrano, de la expedición de Magallanes. En 1859 el capitán Luis Piedra Buena se instala en la Isla Pavón, cercana al actual emplazamiento urbano.
Allí el marino levantó unos ranchos y su vivienda, cuando se casa con Julia Dufour en 1868 se van a vivir a la casita, y su esposa es la primer mujer blanca que vivió en la Patagonia. Pronto fue habituándose a la isla, con familias que son consideradas hoy, los primeros pobladores estables. Más tarde el mismo Piedra Buena instala una factoría con fines de comercio y trueque con los indios, renominando el lugar como Isla Pavón, para recordar la victoria de Mitre en 1861. La ley 269, aprobada el 6 de octubre de 1868, concede a Don Luis Piedra Buena la Isla Pavón, las pequeñas islas adyacentes y las salinas cercanas.
En la margen norte se instala Gregorio Ibañez, un piloto de Piedra Buena. Por eso a esta zona se la conoció como Paso Ibañez.
En 1920 se constituye la Comisión de Fomento y en 1933 pasa a llamarse con su actual nombre. La Isla Pavón fue comienzo de la población en esta zona. Fue el reducto firme, heroico que el Cmte. Luis Piedra Buena instalo alrededor del año 1859.

Está Isla fue llamada Islet Reach o Isla del medio por Pringles Stokes, marino Ingles de la expedición de Robert Fitz Roy, en el año 1827.
Años más tarde cuando ya nadie recordaba esa pequeña Isla, el Capitán D. Luis Piedra Buena llega a ella y la rebautizo con el nombre de “ISLA PAVON” en honor a la gran batalla de Pavón. Instalando una población y enarbolando la Bandera Nacional la cual mantuvo permanentemente Izada.

Fue lugar de estadía de importante expedicionario tales como el capitán de la armada inglesa George Chaworth Musters, el ilustre capitán Carlos Maria Moyano el famoso expl
orador y geógrafo Ramón Lista, integrante de la expedición científica austral argentina, entre otros.

Or
ígenes del Nombre.

Desde esta Isla se organizaron celebres expediciones al interior de la Patagonia.Entre los primeros pobladores podemos nombrar a William Clark, Juan Richmond, Pedro Dufour, Cipriano García, Augusto Guillaume, Gregorio Ibáñez, Saturnino García, Maximiliano Clemente y otros. El 11 de enero de 1880 el gobierno nacional por Decreto ordeno la creación de una colonia pastoril – Colonia Santa Cruz– acordando lotes de una legua de campo. A raíz concesiones a títulos precarios del superior gobierno por Decreto del 9 de noviembre de 1899, se instalan varios pobladores, denominándose el lugar como El Paso o Paso del Río Santa Curz. No se sabe exactamente cuando se comenzó a llamar Paso Ibáñez, correspondiendo este nombre al primer poblador.

Por resolución del 20 de mayo de 1920 se crea la Comisión de Fomento Paso Ibáñez.
Por decreto Nº 25.987 del superior gobierno de la nación de fecha 02 de agosto de 1933 se fija de carácter oficial el nombre Cmte. Luis Piedra Buena.

En 1968 se modifico el nombre de Piedra
buena que ha
sta ese entonces se escribía todo junto, por Piedra Buena, en forma separada de acuerdo a la correcta grafía del prócer.
La Ruta Nacional Nº 3 cruza el río Santa Cruz por uno de los puentes más extensos y trascendentes de la Patagonia. Las islas e islotes que lo rodean, como la isla de los Guindos, le dan una apacible divinidad al lugar.
Entre el puente principal y el puente secundario se encuentra la isla Pavón donde, en 1859, se instaló el Comandante Luis Piedra Buena, allí se conserva la casa que él habitara.
Un museo en la zona exhibe elementos de la época del ilustre marino. Además la isla cuenta con un camping y un mini-zoológico que podrás visitar.
La ciudad Comandante Luis Piedra Buena presenta además, un lugar ideal para practicar distintos deportes náuticos, por estar ambientada totalmente, para el desarrollo de esos divertidos pasatiempos.

Piedra Buena es un “oasis en la Patagonia ” de 7000 habitantes, con un interesante contraste entre el verde de la vegetación, el turquesa del río Santa Cruz y el marrón de la estepa patagónica. es La naturaleza lo que sorprende al llegar , como asi tambíen los llamativos murales que decoran sus calles y paredes desde el año 2005. La mayoría de los murales se encuentran en la avenida principal, Gregorio Ibáñez, y en el Parque Temático en las inmediaciones del puente sobre el río Santa Cruz. El parque (único en la provincia) está formado por 10 muros y 2 muretes que contienen 16 murales en total. Sus historias cuentan algunos episodios de la creación del mundo según la mitología tehuelche, pasajes de la vida del comandante Luis Piedra Buena, la llegada de inmigrantes italianos, españoles, croatas y de otras nacionalidades y la represión de la huelga de octubre de 1921.

   

Más Información

http://www.interpatagonia.com/piedrabuena/index.html

 

Personajes

 

La nota contiene una precisa descripción cronológica del itinerario que Larregui había cumplido  es el siguiente. El 25 de marzo de 1935 partió desde la localidad de Comandante Luis Piedra Buena, Santa Cruz; y el 3 de abril llegó a Puerto San Julián. El 27 de abril estaba en Puerto Deseado, el 25 de mayo se encontraba ya en territorio del Chubut, en Comodoro Rivadavia, donde descansó hasta el 2 de junio. El 24 de ese mes llegó a Bahía Camarones y después emprendió la que, según su testimonio, sería la etapa más dura por el encontronazo con tormentas de nieve y viento, para arribar el 25 de julio a Trelew. El 1 de agosto el vasco detuvo su carretilla en Rawson y allí, en el hospital de la capital chubutense le curaron sus pies y le habrían salvado un dedo de una segura amputación. El 8 de agosto llegó a Puerto Madryn; y el 25 de ese mes recaló en San Antonio Oeste. La bitácora de ese tramo se cerró en Viedma y Carmen de Patagones, adonde arribó el 8 de septiembre de 1935.
Hay vecinos memoriosos que recuerdan la curiosidad que despertaba aquel caminante incansable, estacionado con su vehículo de una sola rueda en las puertas del municipio, conversando con la gente y, sobre todo, respondiendo a las preguntas inocentes de los más pequeños.
Lamentablemente no fue posible encontrar datos sobre el lugar en donde Larregui armó su campamento en el paso por Patagones, o si tal vez cambió la modesta carpa por una cama confortable en algún alojamiento solidario, como tal vez en el destacamento de Prefectura Naval.

¿Quién era el Vasco?

Un artículo del matutino Ecos Diarios, de Necochea (por donde el caminante pasó en enero de 1936) nos permite reconstruir datos de su vida.
“ El insólito personaje que por una apuesta había partido de la Patagonia rumbo a Buenos Aires, empujando una carretilla, llegó al centro de la ciudad el 20 de enero de 1936, a las 12. Su visita a Necochea fue parte de un viaje de 3.400 kilómetros que culminó en la Capital Federal. Fue la primera de sus aventuras, que terminaron 13 años después, cuando decidió construir su casa en Misiones, en el Parque Nacional de Iguazú.”
“Guillermo Isidoro Larregui Ugarte nació en Pamplona el 27 de noviembre de 1885 en el barrio de la Rochapea y llegó a Buenos Aires con solo quince años en 1900. En los primeros tiempos trabajó como marino hasta que se trasladó a la Patagonia para trabajar como peón en una multinacional petrolera americana en la que estuvo hasta 1935.
Ese año, durante una reunión con amigos hizo una apuesta que le cambió la vida y que lo convirtió en uno de los personajes más excéntricos y famosos de la Argentina.
"Nos hallábamos reunidos con varios amigos, comentado los records deportivos. Yo les decía que no siempre el ruido que se hace en torno de una prueba deportiva guarda relación con el esfuerzo", comentó a Ecos Diarios durante su visita.
"Yo me animaría, les dije, a cruzar toda la Patagonia a pie y a ir hasta Buenos Aires con una carretilla. Lo tomaron a broma y uno de ellos me trajo una carretilla. Luego, cuando vieron que yo me disponía a emprender el viaje y que la cosa iba en serio, se sorprendieron", agregó.
Aquel fue el primero de cuatro viajes y recorrió más de tres mil kilómetros hasta Buenos Aires. Su segundo recorrido fue desde Coronel Pringles hasta la frontera de Bolivia entre 1936 y 1938. La tercera ruta la emprendió en 1940 desde Villa María en la provincia de Córdoba y terminó en Santiago de Chile un año después. La última la inició en 1943 y la terminó en las Cataratas de Iguazú en 1949.
"Cuando salí de Santa Cruz, la gente decía: Ahí va Larregui con su carretilla. ¡Está loco! Lo mismo decían mis compañeros, pero yo les contestaba: No importa, iré yo solo al manicomio".
El libro "El vasco de la carretilla" del periodista bilbaíno Txema Urrutia recoge una frase que resume el espíritu de este legendario raidista: "Nadie me podrá quitar la dicha de ser dueño de mi propio destino".
Sigue el comentario del diario de Necochea, de aquellos tiempos. “El vecindario estaba enterado por Ecos Diarios de la proximidad de la visita del ya famoso Guillermo Larregui, el vasco de la Carretilla. Desde La Dulce se nos hizo saber por teléfono que había salido para Necochea y posteriormente, el señor Galdino Pascual, que viajando en automóvil a 'Dos Hermanitas' encontró en el camino al notable raidista y se detuvo a conversar con este unos instantes, nos dio a conocer la novedad".
Más Información http://perfilesespinosa.blogspot.com.ar/2010_11_01_archive.html

LEYENDA de la ISLA PAVÓN

El Dios había creado el agua, el sol, el viento, las nubes , los truenos y los relámpagos, pero todavía sentía que algo faltaba. Y entonces hizo elevar parte de la tierra que yacía bajo las inmensas profundidades del mar primigenio y construyó una isla, sobre la cual modeló montañas y llanuras, separadas entre ellas por profundos valles y cañadas.
Entonces sus hijos anteriores, admirados por la belleza de La Isla, comenzaron a derramar sobre ella todas sus dádivas: Xaleshem enviaba su luz y su calor, que entibiaba la tierra y las rocas; Teo , al rozar las altas montañas correteadas por Xóchem, derramaba sobre la tierra la lluvia que llevaba en su vientre, que luego se convertía en ríos y arroyos, que se apresuraban a volver al seno de su padre, Arrok, corriendo por los valles y los cañadones.
Y la acción benefactora de todos ellos comenzó a rendir sus frutos: los ríos y arroyos formaron lagos, que se poblaron de peces; sus aguas regaron la madre tierra, donde pronto nacieron las primeras plantas; sus suculentas hojas se convirtieron en alimentos que dieron lugar a la aparición de los primeros animales terrestres; las plantas crecieron hasta transformarse en árboles y en sus ramas comenzaron a posarse y anidar las primeras aves.
Pero los primeros hijos de Kóoch se sentían algo celosos de la nueva creación, y en ocasiones Katrú desencadenaba sobre ella a Lüfke, que castigaba duramente los árboles y los habitantes de La Isla, o Teo enviaba demasiada lluvia y las aguas anegaban la tierra, matando a los animales y las plantas.
Así que Kóoch decidió ponerse firma y reunió a sus primeros hijos y les habló con firmeza, y desde ese entonces el viento dejó de molestar a las nubes, éstas no descargaron más sus iras sobre La Isla, ni tampoco oscurecieron más el sol, que continuó brillando para abrigar y alimentar todo lo creado.

Más Información http://www.liveargentina.com/SantaCruzComandanteLPiedraBuenaResena.htm

 Página web

www.piedrabuena.gov.ar

Filatelia

2/12/2006 Cacique Valentín Sayhueque

Breve Biografía de Piedra Buena

  

La obra de Don Luis Piedra Buena fue la epopeya de un lobo de mar de inmenso espíritu patriótico y un enorme corazón solidario y humano.

Nació el 24 de Agosto de 1833 en la colonial e histórica Carmen de Patagones (Provincia de Buenos Aires), situada en un pintoresco cerro, precisamente por donde se entra al desierto áspero y duro de la Patagonia. A los nueve años construyó una balsa y se internó en el río

Se inicio en la vida del mar, a bordo de los buques balleneros que frecuentaban los mares del Sud, en cuya circunstancia adquirió los mas amplios conocimientos de los accidentes geográficos de las costas argentinas, que exploró mas tarde detenidamente con un buque de su propiedad, surca los mares australes explorando las islas y los canales fueguinos hasta llegar a la Antártida.   Surca el río Santa Cruz hasta la isla Pavón donde por primera vez juntos con los Tehuelches enarbola la bandera Argentina en la Patagonia. En 1859, izo la bandera nacional en la Isla de los Estados, iniciando su solitaria lucha por la soberanía Argentina en aquel distante paraje. Tres años después, construyo en aquel un pequeño refugio al cuidado de los hombres de su tripulación.

Finalmente, en un peñasco situado en el Cabo de Hornos, escribió “Aquí termina el Dominio de la República Argentina. Año 1863. Capitán Piedra Buena”

Construye un refugio para náufragos en la isla de los Estados y produciendo actos de posesión y dominio en nombre del Gobierno Argentino que sirvieron luego en su oportunidad para reivindicar gran parte de las tierras Australes disputadas por la República de Chile.

En 1873, el Capitán Luis Piedra Buena y 7 hombres a bordo de la goleta “Espora” naufragan en la isla de los Estados. Luego de 70 días y después de recolectar madera de la goleta hundida y del bosque, finalizaron la construcción del pequeño cúter al que Piedra Buena bautizó “Luisito” nombre de su hijo.

Más tarde, instalo su casa en la Isla Pavón, constituyendo un acto de soberanía Nacional.

La ley 269, aprobada el 6 de octubre de 1868, concede a Don Luis Piedra Buena la Isla Pavón, las pequeñas islas adyacentes y las salinas cercanas.
En la margen norte se instala Gregorio Ibañez, un piloto de Piedra Buena. Por eso a esta zona se la conoció como Paso Ibañez, homenaje  a quien se considera el "primer habitante de Piedra Buena".

Escribió varias memorias que presento al Gobierno Nacional y estableció relaciones amistosas con las tribus de la Patagonia, a las cuales trato de inculcar por diversos medios el sentimiento de la nacionalidad.- En muchas correrías por los mares del Sud, salvó a centenares de náufragos por lo cual fue objeto de menciones honoríficas y condecoraciones por parte del Gobierno Europeo. El Gobierno de su país premio tan meritorio servicios confiándole el grado de Capitán Honorario y posteriormente el de Teniente Coronel de la Armada poniendo bajo sus ordenes la Corbeta “CABO DE HORNOS”.

El 2 de Agosto de 1868 contrajo enlace con Doña Julia Dufour quien fue su compañera y con la cual tubo cinco hijos: Luis, Ana, María, Celestina, Julia, Elvira. Una vida llena de sufrimientos hizo que esta valiente mujer falleciera el 6 de Agosto de 1878, ella había sido el sostén del caballero de mar que lo ayudo y compartió con el sus ideales, representa a las pioneras argentinas, fue la primer mujer blanca que piso suelo en Santa Cruz.
En 1878 se le confiere el empleo de Sargento Mayor con el Grado de Teniente Coronel, fue el primer instructor de nuestros marinos. Muere a los 49 años en Buenos Aires el 10 de Agosto de 1883

Su Muerte
El 10 de Agosto de 1833 a las 20:45 hs. moría en Capital Federal Don Luis Piedra Buena rodeado de sus tres hijos, hasta sus últimos días lucho por la soberanía de los mares del Sur, por defender ese territorio que hasta ese entonces no era valorado. Se aprestaba a efectuar una nueva navegación a la región donde había surcado tantas millas afirmando la soberanía nacional y salvando náufragos.
Isla de los Estados, Antártida, Río Santa Cruz, Tierra del Fuego, Angosturas del Magallanes, Punta Arenas, Cabo de Hornos, son algunos de sus grandes hitos y proezas náuticas. La Ruta Nacional N° 3, que recorre la Patagonia en toda su extensión, lleva el nombre de este maragato, al igual que el Instituto del Desarrollo del Valle Inferior (IDEVI) que en 1973 adoptó también su nombre en reconocimiento a sus invalorables aportes a la consolidación de nuestra soberanía en el sur de la Patria.
Los restos del Comandante Luis Piedra Buena descansan en el templo parroquial de la ciudad de Carmen de Patagones.

El Museo y sus Objetos

.En 1969 Jorge E. Segovia y Abdón H. Martínez, ubican el lugar de emplazamiento de la casa de Cmte. Luis Piedra en la Isla Pavón, hacen excavaciones y descubren los pisos de la casa y objetos.

Así el 12 de octubre de 1977 se inaugura la réplica de la casa.

Se exhiben objetos encontrados debajo de las derruidas paredes, que cayeron en el interior de la vivienda. Maqueta en la escala del cúter Luisito. Uno de los cañones que obsequiara en 1868 el Presidente de la República Argentina Gral. D. Bartolomé Mitre al capitán Luis Piedra Buena para artillar la goleta “Espora”

 Más Información http://www.piedrabuena.gov.ar/index.php?pageid=13&noticiaid=8182

http://www.patagones.gov.ar/carmen-de-patagones/cmte-piedra-buena/

El Clima
   

  

VOLVER